Inicio » Archivos » Ocio y Tiempo Libre » Al Aire Libre

La Bici de Montaña - MTB


ÍNDICE
INTRODUCCIÓN
EL CICLISMO DE MONTAÑA A TRAVÉS DE LA HISTORIA
EL CICLISMO DE MONTAÑA EN ESPAÑA
EL CICLISMO Y LA BICICLETA DE MONTAÑA EN LAS OLIMPIADAS
CLASIFICACIÓN DEL DEPORTE
REGLAS DEL JUEGO O NORMAS
EL RECORRIDO Y EL TIEMPO DE COMPETICIÓN
LA TÉCNICA
LA ESTRATEGIA
EL CICLISMO DE MONTAÑA COMO MEDIO EDUCATIVO
CONCLUSIÓN
BIBLIOGRAFÍA

Bici de Montaña

1. INTRODUCCIÓN

En general, cuando hablamos de ciclismo nos referimos a la modalidad de ciclismo en ruta, o sea a aquella que se disputa sobre asfalto, y aunque ésta sea la que más cobertura mediática recibe, existen muchas otras: el ciclismo de montaña, el trial, el ciclismo en pista, el ciclismo en sala (ciclismo artístico y ciclobol), el cicloturismo, el freestyle, el ciclismo urbano; que cuentan con un número de aficionados muy numeroso.

En este trabajo nos vamos a ocupar de la que quizás sea la más practicada en nuestras islas: el ciclismo de montaña.

Dentro de ésta se pueden diferenciar diversas modalidades, nosotros nos ocuparemos de las dos primeras:

■ La modalidad Cross-country (XC) o campo traviesa, como se conoce en español, tiene lugar en circuitos naturales de terreno desigual (con descensos técnicamente dificiles, pistas de tierra, terreno rocoso y obstáculos) superiores a 5 km. Es la modalidad olímpica.

■ El maratón es una versión más larga del cross-country, en la cual se cubren distancias de 60 a 120 km. El terreno en el que se lleva a cabo es, al igual que en el cross-country, muy desigual.

■ El Downhill (DH) o descenso es una carrera individual en la cual el ciclista trata de realizar una bajada de gran dificultad técnica en el menor tiempo posible. Es una modalidad muy espectacular en la cual el participante debe demostrar una gran destreza técnica y mucho valor.

■ El Four Cross (4X) es una prueba que consiste en una serie de carreras eliminatorias que oponen a cuatro corredores que se lanzan simultáneamente sobre el mismo recorrido. La duración del recorrido deberá estar comprendida entre los 30 y 60 seg. (Óptimo 40seg).

El archipiélago Balear ofrece un marco natural (terreno de juego) idóneo para la práctica del ciclismo en ruta y de montaña ya que, por una parte, el número de días soleados al año es muy alto, cerca de 300; y, por otra, presenta un perfil orográfico muy accidentado que lo hace muy interesante para los amantes de estas modalidades.

Más concretamente, Eivissa es una isla que quizás no sea tan apta para el ciclismo en ruta, pero que es ideal para el ciclismo de montaña ya que, además de presentar las características antes citadas, en ella todavía se conservan muchas zonas aptas para la práctica de esta modalidad, es decir, zonas montañosas sin urbanizar y con infinidad de caminos y senderos por descubrir.

Estas condiciones tan favorables, así como la creciente urbanización de la vida han convertido el ciclismo de montaña en una práctica que auna la satisfacción de varias necesidades. Por una parte, cabe destacar que en la actual dinámica social la actividad física sirve como contrapunto a una rutina, que si bien es cada vez más estresante, es también cada vez más sedentaria. Por otra parte, el hecho de que el estilo de vida moderno se desarrolle cada vez más en un entorno urbano, crea en el individuo una necesidad de mantener un contacto con la naturaleza en su tiempo libre.

Además se trata de una actividad física que se puede practicar tanto individualmente, como en grupo.

A un nivel más competitivo, podemos decir que este deporte es muy atractivo para los adolescentes y jóvenes ya que en ella se llega a los límites de la resistencia y provoca grandes descargas de adrenalina.

Como inconvenientes cabría resaltar el riesgo que comporta su práctica, que por otra parte es inherente a toda práctica deportiva y que es menor al del ciclismo de carretera; así como el alto coste del material.

Bici de Montaña

2. EL CICLISMO DE MONTAÑA A TRAVÉS DE LA HISTORIA

La verdad es que quizás deberíamos hablar del inicio de la bicicleta de montaña y no del ciclismo de montaña, ya que las las bicicletas han sido utilizadas para desplazarse por terrenos montañosos y de firme irregular desde que existen.

El nacimiento de la bicicleta todo terreno (BTT), como se llama oficialmente en español, se suele fechar hacia la primera mitad de los años 70 del siglo pasado y se suele localizar en el norte de California, más concretamente en el condado de Marin. Aquí es donde se comenzaron a modificar las bicicletas para adaptarlas a carreras de descenso que se realizaban off-road. Estos primeros modelos fueron adoptados por las casas comerciales que gracias a sus estrategias de marketing popularizaron este deporte. Desde entonces las BTT han ido modificándose e incorporando las más modernas tecnologías disponibles: cuadros de materiales más ligeros, suspensiones, frenos de disco,...

Las primeras carreras de BTT datan pues de 1976. No es hasta 1990 que comienza a disputarse el Campeonato Mundial de Ciclismo de Montaña. Esta competición organizada por la UCI se disputa una vez al año y en ella participan las diferentes selecciones nacionales. Es considerada como la competición más importante de ciclismo de montaña a nivel mundial. En ella se disputan las siguientes pruebas:

■ Descenso – masculino y femenino

■ Descenso por relevos – mixto

■ Cross Country (Campo a través) – masculino y femenino

■ Four Cross – masculino y femenino

■ Trials – masculino 20’’, masculino 26’’ y femenino 20’’/26’’ .

Además se disputa la Copa del Mundo de Ciclismo de Montaña, que consta de varias carreras que normalmente tienen lugar en verano. Se disputan carreras de las siguientes modalidades:

■ Cross Country Marathon

■ Descenso – masculino y femenino

■ Cross Country (Campo a través) – masculino y femenino

■ Four Cross – masculino y femenino

Bici de Montaña

3. EL CICLISMO DE MONTAÑA EN ESPAÑA

En España, el ciclismo de montaña se popularizó a principios de los años 90. En el año 92 se disputó por primera vez una prueba de la Copa del Mundo en España, concretamente en Barcelona. Desde entonces, la BTT ha ido ganando adeptos hasta convertirse hoy en día en uno de las modalidades de ciclismo más populares.

Varios españoles- Marga Fullana entre las mujeres y José A. Hermida entre los hombres - han destacado en este deporte a nivel mundial.

Los campeonatos de España de BTT son organizados por la Real Federación Española de Ciclismo y acogen las siguientes modalidades:

■ Maratón.

■ Campo a través.

■ Descenso.

■ Four cross.

A parte de la RFEC cada comunidad autónoma tiene su propia federación autonómica que se encarga de organizar los campeonatos regionales.

En Eivissa destacan carreras como la Sant Josep Xtreme, en la modalidad de Maratón; las diversas pruebas de cross country y cronoescalada de la challenge de Sant Josep;...así como diversas carreras de relevos y descensos. Muchas de ellas se realizan coincidiendo con las fiestas patronales de la localidad donde tienen lugar. La organización de estas carreras suele correr a cargo de un equipo en cada ocasión y cuenta con el apoyo de las instituciones municipales.


4. EL CICLISMO Y LA BICICLETA DE MONTAÑA EN LAS OLIMPIADAS

El ciclismo forma parte del programa olímpico desde la primera edición moderna de los JJOO (Atenas 1896) cuando se celebraron únicamente pruebas de pista.

Hasta Los Angeles 1984 la participación fue solamente masculina. Las mujeres empezaron a participar en las pruebas de ruta en dichas olimpiadas y en las pruebas de pista en Seúl 1988.

En las olimpiadas de Atlanta 1996 se incluyo por primera vez la modalidad de campo traviesa de ciclismo de montaña, tanto en categoría masculina como femenina.


5. CLASIFICACIÓN DEL DEPORTE

El ciclismo de montaña es un deporte individual sin oposición. Dicho esto hay que matizar esta afirmación ya que existen modalidades de carreras de relevos (team-relay) en las cuales cuatro corredores de diversas categorías se van alternando en el recorrido de un circuito. En esta modalidad hablaríamos de un deporte colectivo sin oposición.

En las modalidades que nos ocupan, cross-country y maratón, lo habitual es que cada corredor forme parte de un equipo o selección, en el caso del campeonato de mundo, y aunque durante parte de la carrera pueda haber una estrategia de equipo, normalmente destinada a proteger al corredor más fuerte, finalmente en los momentos decisivos de la carrera cada corredor depende de sus capacidades, tanto físicas como técnicas. Esto es así incluso en mayor medida que en el ciclismo en ruta ya que la dificultad técnica que entrañan los trazados dificulta el rodaje en pelotón.

Bici de Montaña

6. REGLAS DEL JUEGO O NORMAS

El reglamento de la RFEC de ciclismo de montaña, que debe estar en consonancia con el de la UCI, incluye normas relativas a las categorias de los participantes; al material; a las clasificaciones y a la puntuación; al recorrido,... En algunos casos existen reglamentos particulares para determinadas pruebas, pero en ningún caso pueden contradesir los reglamentos antes mencionados.

Previamente a la prueba se debe inspeccionar el recorrido para asegurarse de que éste cumpla los requisitos establecidos por el reglamento.

Los jueces de la prueba, tanto de salida como de llegada, así como los comisarios adjuntos son los responsables directos de supervisar el cumplimiento del reglamento durante la prueba.

Los trayectos de Cross-Country deben comprender terrenos diversos, zonas técnicas, zonas estrechas pero bastantes zonas anchas para permitir el adelantamiento. La distancia máxima que puede ser cubierta sobre caminos con pavés no debe exceder el 15 % del total. La reglamentación precisa otras reglas de base para los recorridos; lo mismo ocurre con el marcaje del recorrido.

Según el reglamento de la RFEC, con ligeras variaciones para las diferentes modalidades, las categorías de competición serán las siguientes:

■ Hombres: cadete, junior, sub-23, elite, master 30, master 40, master 50, master 60 y senior.

■ Mujeres: cadete, junior, sub 23 y elite

Estas categorías vienen determinadas por la edad de los participantes y servirán para establecer las diferentes clasificaciones y determinarán las distancias de competición.

En cuanto al material, el reglamento determina que "las bicicletas utilizadas en toda competición de BTT deberán funcionar únicamente gracias a la propulsión realizada solamente con las piernas, en un movimiento circular, con la ayuda de un pedalier. Todos los tubos de la bicicleta deberán estar taponados. ”

Además, se deben cumplir unos requisitos de seguridad en cuanto a las bicicletas y al equipamiento de protección, es decir los cascos.

En las pruebas en las que esté reglamentado, las bicicletas serán marcadas antes de la salida de la competición y no se podrán cambiar durante la carrera. Además deberán llevar el dorsal del corredor.

Otras normas, hacen referencia a la obligatoriedad de respetar el recorrido marcado – en caso de abandonarse se debe volver a entrar por el mismo lugar por donde se abandonó; a circular siempre en el sentido de la carrera; a la elaboración de las clasificaciones por equipos; a las inscripciones; al orden de salida; a las zonas de avituallamiento y asistencia técnica – únicos lugares donde se puede recibir avituallamiento y asistencia técnica externa...


7. EL RECORRIDO Y EL TIEMPO DE COMPETICIÓN

Dado que las pruebas de BTT no se rigen por tiempo si no por la longitud del recorrido, hemos decidido aunar ambos apartados. Cabe matizar que en función del tiempo de los primeros corredores se establecerá un tiempo de corte quién llegue después de éste quedará desclasificado. Normalmente se concede un margen de tiempo un 80% superior al de la cabeza de carrera.

La extrema dificultad y dureza de los recorridos, así como la dificultad para rodar en pelotón, hacen que estas pruebas sean, normalmente, más cortas que las de ciclismo en ruta.

Las pruebas puntuables de Cross-Country se disputarán sobre un circuito de entre 6 y 9 km de recorrido, teniendo en cuenta un tiempo medio por vuelta de 20 a 28’. El número de vueltas que se deberán dar a éste vendrá determinado por la categoría a la que pertenece cada corredor.

El recorrido de estos circuitos está marcado por cintas y con señales de dirección, que deben ser respetadas por todos los participantes.

Los circuitos suelen aunar la dificultad técnica con la dureza y requieren de unas condiciones físicas y técnicas elevadas. Así pues solemos encontrar subidas de gran dureza, así como bajadas muy difíciles.

En la prueba de Cross Country de larga distancia o maratón, la distancia mínima es de 60 km y la máxima de 120 km. El tiempo mínimo recomendado es de 3 horas para un competidor de nivel medio.

Los recorridos, al igual que en las pruebas de cross-country, están marcados por cintas y con señales, suelen ser de extrema dureza, pero quizás no tan difíciles a nivel técnico . Dada la longitud de la prueba, que no se disputa en circuito si no en un recorrido circular en el cual no se suele pasar dos veces por el mismo punto. Los participantes reciben un mapa orientativo al inicio de la prueba.

En estas pruebas, se suelen establecer diversos puntos de corte a lo largo del recorrido que deben pasarse en un tiempo fijado, o bien previamente, o en función de la situación de carrera.


8. LA TÉCNICA

En el ciclismo de montaña es tan importante la condición física como la destreza técnica, ya que los recorridos suelen combinar tramos extremadamente duros y dificiles.

En cuanto a la condición física, las diferencias en cuanto a la longitud de las carreras hace que el tipo de resistencia (condición física fundamental para la práctica de este deporte) requerida para tener éxito en ellas varíe sustancialmente de unas a otras. Así pues, en las pruebas más cortas, como pueden ser las cronoescaladas, predomina la potencia aeróbica. A medida que las pruebas se van haciendo más largas, ésta va cediendo protagonismo a la capacidad aeróbica, e incluso a la eficiencia aeróbica (pruebas de maratón).

En cuanto a la técnica hay que diferenciar entre la que se utiliza en las subidas y la que se utiliza en las bajadas.

En las subidas es muy importante mantener una cadencia de pedaleo cómoda, de 70 – 80 pedaleadas por minuto, esto se consigue mediante la elección de una marcha adecuada a la fuerza que uno puede transmitir a los pedales. El pedaleo debe ser, al igual que en el llano, circular, esto es que se transmite tanta fuerza en el movimiento descendente del pedal, como en el ascendente.

En las subidas técnicas, con una superficie poco adherente y desigual, conviene mantenerse sentado sobre la parte trasera del sillín, para ganar en tracción trasera. En caso de levantarse, cosa que ocurre cuando la pendiente es muy pronunciada, hay que buscar un punto en el cual mantenemos la tracción trasera y la rueda delantera se mantenga sobre el firme. Esto se consigue encontrando una posición en la cual el cuerpo se encuentre lo suficientemente atrasado para que haya peso sobre la rueda trasera, pero que permite que la cabeza y los hombros estén adelantados, recayendo el peso de estos sobre la rueda delantera. Es muy importante tener un buen equilibrio sobre la bicicleta, para que en el caso de encontrar obstáculos subiendo no nos caigamos.

En las subidas hay que tomar las curvas de fuera hacia dentro, evitando la parte mas inclinada del peralte.

En las bajadas, sobre todo en las más pronunciadas, debemos colocar el peso hacia atrás, de modo que podamos contrarrestar la ley de la gravedad y no salir impulsados hacia delante. Esto es muy importante en el momento de frenar, ya que lo haremos con ambos frenos y la acción del delantero nos catapultaría por encima del manillar. En el caso de bajadas extremadamente pronunciadas, nos situaremos agachados y con el trasero fuera del sillín, sobre la rueda trasera, y tan bajo como sea posible.

En bajada, hay que aminorar la velocidad antes de llegar a la curva, apretando ambos frenos; encontrar el trazado más conveniente; inclinarse (no girar la rueda); y comenzar a pedalear tan pronto como sea posible para retomar la tracción.

En llano la técnica pasa a un segundo plano en favor de la condición física. Un aspecto, que ya hemos mencionado, es la pedaleada circular. El hecho que los pies estén anclados a los pedales mediante el sistema de calas, hace que no solo se transmita fuerza en el movimiento descendente, sino también en el ascendente. Para ello hay que pedalear siendo conscientes de que la pedaleada es un movimiento de 360º. En los primeros 180º, desplazamos el pie hacia delante y hacia abajo mediante la presión del cuadriceps, gemelos y gluteos. En los segundos 180º debemos levantar el pedal utilizando los músculos isquiotibiales y flexores de la cadera. Esto hará el movimiento mucho más fluido y eficiente, evitando el punto muerto que se da entre pedaleads cuando solo ejercemos la presión descendente.

Por último, no hay que olvidar la importancia que tiene el saber elegir el trazado ideal para nuestras características. Para ello es imprescindible "escanear” con rapidez el terreno y así poder anticipar las maniobras. Esto nos ahorrará un buen número de sustos.

Bici de Montaña

9. LA ESTRATEGIA

En el ciclismo de montaña la estrategia tiene una importancia relativa ya que la consecución de un éxito depende en gran medida de las habilidades propias. La estrategia en este caso está centrada en saberlas aprovechar al máximo y menos en provocar el fallo del rival.

Por una parte, debemos racionar las fuerzas de modo que nos sea posible mantener un determinado ritmo durante toda la carrera y este debe ser lo más cercano posible a nuestro máximo rendimiento. Para ello es vital conocer nuestros límites y las características de la carrera. Es preferible ir de menos a más e intentar no perder tiempo en los tramos menos favorables a nuestras características.

Por otra parte, debemos de conocer los lugares en los cuales vamos a poder adelantar y aquellos donde corremos el riesgo de quedar detrás de corredores rezagados.

Asimismo, es imprescindible, sobre todo en las carreras más largas donde el peligro de la pájara es mayor, tener en cuenta la situación de los avituallamientos y aprovecharlos cuando sea necesario.


10. EL CICLISMO DE MONTAÑA COMO MEDIO EDUCATIVO

La BTT en su modalidad no competitiva, el cicloturismo, goza de unas posibilidades educativas envidiables ya que mediante ella no sólo se incentiva la práctica de la actividad física, si no que se puede aprovechar para educar en valores.

Dada la exigencia física de esta actividad los valores que se transmiten mediante su práctica están íntimamente relacionados con el esfuerzo, la superación.

El hecho de generar uno mismo su propio movimiento nos ayudará a ser más autónomos, a la vez que a darnos cuenta de nuestros propios límites.

Por otra parte, el entorno en el que se desarrolla esta actividad propiciará un mayor conocimiento y respeto por el medio natural y cultural que nos rodea. Una de las grandes ventajas de la BTT es que nos posibilita el acceso a lugares que de otro modo permanecerían desconocidos para nosotros. Muchos de estos lugares permanecen tal y como se han conservado desde hace siglos, lo cual nos permite tener acceso a una viñeta de un pasado muchas veces olvidado, pero que no resulta no tan lejano en el tiempo.

Por otra parte, esta modalidad puede servir para educar en educación vial. Pese a que se desarrolla en gran parte en caminos poco transitados no podemos olvidarnos nunca de respetar las normas de circulación.


11. CONCLUSIÓN

El ciclismo de montaña es un deporte de gran exigencia física y técnica, pero que recompensa a quien lo practica con experiencias inolvidables.

En mi opinión, se trata de un deporte de descubrimiento mediante el cual descubrimos, que si bien competimos contra nuestros rivales, el principal rival, al igual que en las demás modalidades de ciclismo, son nuestros propios límites fisiológicos, y aunque esto sea así, la perseverancia y la paciencia en el entrenamiento nos permiten evolucionar y superarnos para llegar a cotas que en un principio no habríamos imaginado. También hay quien trata de tomar un atajo recurriendo a sustancias que mejoran el rendimiento físico, pero esto atenta contra el espíritu de la deportividad y contra sí mismo.

El espíritu de evolución y superación también ha hecho que las BTT hayan ido transformándose en verdaderas máquinas de alta tecnología, para adaptarse mejor al terreno en el cual se desarrolla ésta actividad. Algo que por otra parte ha hecho que en muchas ocasiones se dé demasiada importancia al material utilizado (de precios prohibitivos) y menos a la experiencia en si.

Por último, el hecho de que el ciclismo de montaña se adapte a todo tipo de terrenos, principalmente al "off-road” nos permite disfrutar de la actividad física, al mismo tiempo que descubrimos un entorno privilegiado, que en muchas ocasiones, se convierte en protagonista de la práctica de este deporte más allá de las características orográficas y dureza del terreno. Éste es el gran aliciente de los deportes en la naturaleza, tienen lugar en un estadio que ningún arquitecto puede superar en cuanto a belleza y nuestras islas son, en este sentido, envidiables.


12. BIBLIOGRAFÍA

■ Aldo Sassi. 1989. "Mountain Bike de la A a la Z”. Ed. Tutor, Madrid.

■ Brian Lopes y Lee McCormack. 2005. Técnicas maestras de la MTB. Ed. Tutor, Madrid.

■ http://www.mountainbike.es

■ http://www.rfec.com/

 

Categoría: Al Aire Libre | Agregado por: 1500 | Etiquetas: Trabajo Bici, MTB, Bici de montaña, Historia Bici, Mountain Bike
Vistas: 8443 | Descargas: 0 | Valoración: 5.0/12


Total de comentarios: 0
avatar